viernes, 1 de julio de 2016

Un respaldo sincero al CONEP.- Por Claudio A. Caamaño Vélez


Un respaldo sincero al CONEP


Por Claudio A. Caamaño Vélez


Es justo felicitar la valentía y la responsabilidad que muestran las declaraciones de Rafael Blanco Canto, presidente del CONEP, que no son suyas, sino del organismo que él representa (que no e'paja e'coco). Son legítimas, y expresan sabiduría.

   Es lógico que los que colapsaron el sistema electoral dominicano pretendan desacreditar esas verdades irrefutables. Pero es absurdo decir que a los empresarios no les compete ese tema; como si las autoridades "electas" el 15 de mayo no fueran a administrar los impuestos que ellos pagan; como si la estabilidad económica no tuviera que ver con la estabilidad política; o como si los empresarios no fueran también ciudadanos.

   Los que nos gobiernan hoy exhiben un poder que no respeta la sana crítica, incluso si viene de los que soportan económicamente la estructura de la cual parasitan.

   La preocupación de que un partido haya usado toda clase de argucias para monopolizar el poder, arrasando con el equilibrio político, soporte de la paz y la estabilidad, no debe ser preocupación exclusiva del CONEP. Decir que "la confianza en la institucionalidad que rige las elecciones se agotó", que "en nuestra sociedad hay un malestar de desconfianza en las instituciones a las que hemos entregado la función de representarnos", es una clara lectura de la realidad.

   Cuando la confianza en la institucionalidad electoral está rota, y lo está, la estructura institucional colapsa, pues se pierde la credibilidad, razón de ser del andamiaje del Estado.

   Cuando a una olla de presión le tapan la válvula, reventará por algún lado. El PLD al acaparar todos los poderes ha cerrado esa válvula, y lo único que pide el CONEP es que la abra para evitar una explosión con consecuencias inciertas ¿Eso es mucho pedir? ¿Es acaso una imprudencia? O tal vez lo imprudente es quedarse callado y dejar que reviente, como de seguro ocurrirá si no se toman los correctivos.

   El CONEP tiene un pedimento sensato: la implementación de medidas que nos permitan iniciar el camino para recobrar la confianza. Una solicitud al parecer muy radical para los que hacen fiesta con el Estado.

Plantea que eso es posible promoviendo mayor equidad en el financiamiento de los partidos políticos; fortaleciendo la capacidad de fiscalización, control y sanción para los que violen la ley; garantizando el derecho de la ciudadanía a estar bien informada; aprobando la Ley de Partidos y una nueva Ley Electoral. Esos no son inventos del CONEP; lo sugirió la OEA y lo ordena la Constitución desde el 2010.

   ¿Es exageración pedir que sea acortado el periodo de campaña y limitar los recursos de la misma? Recursos que después son sacados de las costillas del pueblo y exprimido de las empresas. ¿Es insensatez pretender que en la elección de los candidatos prime el talento, la capacidad y la trayectoria, y no la cantidad de dinero que tengan? Lo único insensato ahí es que eso lo digan los que tienen dinero, en lugar de ser los "progresistas" quienes enarbolen con vehemencia ese discurso.

   Una Ley de Partidos que establezca procesos institucionales que ponga un freno al capricho y a los negocios de las cúpulas partidarias ¿Es eso algo descabellado? De seguro que si para los que adoran el autoritarismo, y los que negocian candidaturas. ¿Tal vez sea un exceso del CONEP pretender un freno para el descontrol que existe en los partidos, que abre las puertas a lavadores de dinero, narcotraficantes y contrabandistas?

   El atrevimiento mayor de seguro fue mencionar que el aumento excesivo en el gasto público durante los procesos electorales ha sido la principal causa de reformas fiscales. Como dijo alguien por ahí: "no se puede ocultar". ¿O tal vez fue más atrevido plantear topes al déficit y la deuda pública? Es muy bueno endeudarse y pedir prestado para que otros paguen.

   El CONEP tiene razón, la sociedad no permitirá que los partidos continúen repartiéndose la Junta Central Electoral, el Tribunal Superior Electoral, la Cámara de Cuentas y las Altas Cortes. No lo permitirá o no lo resistirá; esta es una situación insostenible, que por un lado u otro va a reventar. Y si puede haber algo peor que la repartición de esas instituciones entre los partidos, es que uno solo lo acapare todo.

   El CONEP no ha pasado de la barrera empresarial a la política; es que ante la ausencia de posturas políticas por parte de los que en teoría deberían asumirlas, su postura brilla más de lo que a muchos les gustaría.

   La oposición dominicana, la sociedad en sentido general, deben respaldar las declaraciones del CONEP, emular la sabiduría y responsabilidad que ha tenido ese organismo. Ellos dijeron que están dispuestos a hacer su parte (y la están haciendo), hagamos nosotros la nuestra.

 

@ClaudioCaamano

 
--
Fundación Francisco Alberto Caamaño Deño




--
Historia Oral y los Paradigmas

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

Voltaire

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esto puede ser de su interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reciba las actualizaciones en su correo

Nuestra Realidad

Los sueldos de la vida en el sector público: Bombero $ 5,000- Para salvar vidas; Policía $ 7,000- Para arriesgar su vida; Profesor $ 8,000 - Para preparar para la vida; Médico $ 30,000 - Para mantener la vida, Y un DIPUTADO NACIONAL??????? GANA CERCA DE $ 150,000.- PESOS + $500,000.- PARA GASTOS Y SOLO PARA CAGARNOS LA VIDA!!!!!!