jueves, 14 de octubre de 2010

Historia oral de las normas en la escuela

Una norma es, según el Diccionario de la Real Academia, una "regla que se debe seguir o a la que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc.". Esta breve definición nos permite constatar que las normas formulan una determinada exigencia para la acción y que entre sus funciones se encuentra la de organizar la convivencia entre las personas. Normas distintas articulan modos distintos de convivencia. A su vez, ellas pueden tener un carácter autoritario o democrático según se originen en imposiciones o en acuerdos.

Por otra parte, las normas tienen lugar en distintos ámbitos comunitarios. La escuela, como uno de esos ámbitos, se convierte en un óptimo objeto de investigación para que los alumnos construyan la noción de norma y su intrínseca relación con la noción de convivencia. Tal construcción constituye, a la vez, un organizador previo para el aprendizaje de la organización democrática y de la Constitución en tanto norma fundamental de un Estado de derecho.
Propósito

Mediante la propuesta de trabajar con la historia oral de las normas de la escuela se procura que los alumnos vayan construyendo la noción de norma en relación con la noción de convivencia, y que caractericen los diferentes modos de relaciones humanas según los ámbitos o las épocas en que esas relaciones tienen lugar. Mediante la comparación entre el pasado y el presente, los alumnos pueden advertir la historicidad propia de las normas y comprender las razones de los cambios y permanencias de los acuerdos, los pactos o las imposiciones. Entender que las normas son históricas (es decir que cambian con el tiempo y que no son naturales) les permite a los alumnos avanzar sobre la idea de que somos seres históricos, por un lado, condicionados por el contexto en el que nos toca vivir y, por el otro, seres libres capaces de crear normas y de modificarlas.
Desarrollo de la actividad

La historia oral es una metodología que se utiliza para reconstruir un hecho o el modo de vida de una sociedad o grupo que pertenece al pasado, y se realiza mediante el relato brindado por las personas que vivieron durante ese momento histórico que se pretende conocer. El instrumento privilegiado para realizar una historia oral es la entrevista cara a cara con los informantes. A diferencia de una encuesta, que puede ser completada sin intervención del encuestador, la entrevista exige que el entrevistador y el entrevistado estén presentes.


Para iniciar esta actividad le proponemos que, a través de la metodología de la historia oral, sus alumnos reconstruyan qué cosas han cambiado y cuáles permanecen de las normas escolares implementadas durante los últimos cuarenta o cincuenta años. Si la escuela a la que asisten tiene muchos años de existencia, los chicos podrán centrar el estudio en ella y entrevistar a los ex alumnos, docentes y directivos de hace cincuenta años hasta la actualidad. Si, en cambio, es una institución relativamente nueva, entonces tendrán que recurrir a los informes de personas mayores que se refieran a sus experiencias escolares en distintas instituciones educativas.
Le presentamos algunos pasos para que tenga en cuenta al trabajar con el método de la historia oral.
Establecer, junto con los alumnos, los objetivos de la reconstrucción histórica. Por ejemplo: a) conocer los cambios que se han ido dando en las normas de la escuela, b) conocer los cambios que se han ido produciendo en las relaciones entre las personas de la escuela: entre los alumnos, entre los alumnos y los docentes, entre los alumnos y las autoridades, entre los alumnos y el personal no docente, entre los propios docentes y entre los docentes y los padres.

Solicitar a los alumnos que, reunidos en pequeños grupos, preparen una guía para las entrevistas. Durante este paso, será necesario que usted les aclare que esa guía no deberá convertirse en un cuestionario. Por el contrario, es una lista de temas y de posibles preguntas para tener presente en el momento de realizar la entrevista. En ningún caso será conveniente que los chicos "queden atados" a la lista preparada, pues la entrevista puede girar hacia temas que los alumnos no tenían previstos y será bueno pensar nuevas preguntas a medida que evoluciona la charla particular con cada entrevistado.

Luego de acordar los objetivos y los temas, la siguiente etapa consistirá en seleccionar quiénes serán los entrevistados. Con este propósito, usted y sus alumnos pensarán en diferentes informantes, que no se refieran todos a una misma época. Esta precaución será necesaria, para que se logre una óptima reconstrucción histórica y para que se puedan advertir los cambios.

Una vez seleccionadas las personas que van a ser entrevistadas, habrá que establecer contacto con ellas. Previamente, será muy conveniente que usted hable con sus alumnos y que les pidan que transmitan a sus futuros informantes todos las datos necesarios para que ellos conozcan el propósito del proyecto. De este modo, las personas podrán ir pensando qué es lo que van a contar durante la entrevista. Además será conveniente que les pidan que aporten algunos documentos para completar o ilustrar la información de sus relatos (por ejemplo: fotos, boletines, algún cuaderno de clase, alguna nota dirigida a los padres). Estos documentos resultan muy ilustrativos para acercarse a la "historia viva" de las diferentes etapas y de los cambios que se han ido produciendo en el ámbito escolar.

También será necesario que los alumnos preparen el 'terreno' de las entrevistas. Esto significa que, para que las preguntas sean adecuadas, convendrá que tengan una idea de cómo era la escuela y su contexto (social, histórico y político) durante las épocas a las que se referirá el entrevistado. Para concretar esta preparación, pacte para sus alumnos charlas con docentes, padres, familiares o conocidos que tengan la misma edad del entrevistado.

Las entrevistas deberán ser registradas para luego analizar la información que se ha obtenido. Si su escuela contara en con los recursos necesarios, sería óptimo que las entrevistas fueran filmadas o que las voces fueran grabadas. Pero, si no tiene a su disposición una filmadora o un grabador, entonces sería adecuado que alguien tomara nota de lo que se vaya diciendo.

Cierre de la actividad

Luego de intercambiar los resultados de las indagaciones, será necesario que todo el grupo extraiga conclusiones del trabajo realizado a partir de una serie de preguntas que usted deberá proponer. Entre ellas, por ejemplo, usted podría preguntar: ¿qué fragmentos de los testimonios les resultaron más interesantes?, ¿por qué?, ¿cuáles fueron los cambios más importantes que se produjeron en la vida escolar a lo largo del tiempo estudiado mediante las entrevistas?, ¿qué normas se fueron modificando?, ¿cuáles permanecieron?, ¿por qué creen ustedes que se produjeron esos cambios y esas permanencias?, ¿qué relaciones encuentran entre los cambios producidos en la escuela y el contexto histórico y social en el que éstos se produjeron?
Por su parte, cada alumno podrá seleccionar los momentos más significativos de cada entrevista y escribir un texto sobre la historia de la convivencia en la escuela.
Más tarde, el material grabado, filmado o escrito podrá ser aprovechado de múltiples maneras. Entre ellas, por ejemplo, se podría organizar la edición del material (si las condiciones técnicas lo permiten), para exponer el trabajo realizado por el grupo ante los demás cursos de la escuela.
Sugerencias

A partir de la investigación realizada mediante el uso de la historia oral, podrá, junto con los alumnos, elaborar una clasificación de las normas. Por ejemplo, los cambios en las maneras de saludar o en el empleo del "tratamiento de usted" serían cambios ocurridos sobre las normas de trato social; los cambios en los reglamentos y en las sanciones disciplinarias podrían entenderse como cambios en las normas jurídicas en la escuela y algunos de los acontecidos en las relaciones entre varones y mujeres o entre adultos y niños podrían ser considerados como cambios de las normas morales.

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

Voltaire

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esto puede ser de su interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reciba las actualizaciones en su correo

Nuestra Realidad

Los sueldos de la vida en el sector público: Bombero $ 5,000- Para salvar vidas; Policía $ 7,000- Para arriesgar su vida; Profesor $ 8,000 - Para preparar para la vida; Médico $ 30,000 - Para mantener la vida, Y un DIPUTADO NACIONAL??????? GANA CERCA DE $ 150,000.- PESOS + $500,000.- PARA GASTOS Y SOLO PARA CAGARNOS LA VIDA!!!!!!