martes, 23 de diciembre de 2014

EL CENSO ARQUEOLOGICO ABORIGEN EN LA HABANA Y EL APORTE DE LA ZOOARQUEOLOGIA.


Lic. Alfonso Córdova Medina
Inv. Auxiliar   ICAN-CITMA
Email:alfonsocm@ceniai.inf.cu

Resumen:

La  presencia aborigen en los municipios de la provincia la Habana es evaluada mediante la actualización del censo arqueológico aborigen que lleva a cabo el Instituto Cubano de Antropología a nivel nacional y se ofrecen diversas consideraciones sobre la alimentación faunística en los asentamientos indocubanos, que posibilita significar el aprovechamiento del medio natural y las preferencias de especies zoológicas en su dieta.


Palabras claves: Subsistencia, faunísticas, ecosistemas

Introducción
En la década del 1990 el Instituto Cubano de Antropología llevó  a cabo el Censo Arqueológico Aborigen de Cuba y fueron plasmados en el CD que obtuvo el Premio Academia 1996, los resultados de la provincia Ciudad de la Habana eran una parte de este trabajo final que vio la luz en formato de disco compacto.
En el 2010 se publica “Historia Prehispánica Ciudad de la Habana” por el investigador Ovidio Ortega que aporta elementos sobre la vida aborigen de nuestra capital, no obstante el tratamiento de la obra no permite caracterizar por localidades, barrios y en los actuales municipios como fue la vida de nuestros más primitivos pobladores, sus principales ocupaciones y otros aspectos relevantes sobre su alimentación faunística que son de interés.
Incluso para reconstruir el pasado de la localidad y para la enseñanza de la historia estas precisiones son medulares, ya que permiten un reencuentro necesario con nuestras culturas más primigenias punto de partida obligado en cualquier trabajo que caracterice el territorio capitalino, se debe iniciar de nuestros ancestros aborígenes y de estas imprescindibles aproximaciones.
Nuestro trabajo intenta, mediante la actualización censal que lleva a cabo la institución, aproximarnos a la interacción del aborigen que habitó la capital con su medio natural circundante y como obtenía su sustento zoológico mediante diversas actividades de subsistencia. Por otra parte se aprecian las habilidades innatas y el adecuado uso de tecnologías que les permitieron la obtención de innumerables especímenes de mar adentro y de otros ecosistemas.
También se valora la alta riqueza faunística del territorio de la actual provincia La Habana por el alto número de especies que formó parte de la dieta de nuestros más primitivos pobladores e incluso una buena cantidad de especies ya extintas.        


MATERIALES Y METODOS
Se valoran los sitios arqueológicos aborígenes de la actual provincia La Habana, se tienen en cuenta diversas publicaciones sobre trabajos arqueológicos desarrollados con anterioridad, diferentes excavaciones de los últimos 50 años se contemplan.  las que permiten evaluar la Zooarqueología en estos asentamientos- no considerados con antelación- se incluyen además los  resultados obtenidos por el autor en varias excavaciones como Casiguaguas I (municipio Cerro),  Cueva La Antena  y Solapa del Sílex ( ambas del municipio Boyeros).
El método utilizado por el autor  se basa  en apreciar las diferentes especies faunísticas, partiendo de la clasificación de los restos dietarios exhumados en las excavaciones y a que actividades económicas se asocian.  Método empleado por Milton Pino desde la década del 1970 y que es uno de los más utilizados por arqueólogos cubanos para arribar a resultados sobre la fauna consumida por los indocubanos. (Pino 1978 y 1980)

DISCUSION Y DESARROLLO
Es importante resaltar que en el territorio de la actual capital La Habana diferentes grupos culturales vivieron y dejaron su impronta, en el actual municipio de la Habana del Este es donde más asentamientos indocubanos se localizan  con 29  reportes propios de comunidades humanas de nivel de desarrollo diverso, aquí se  destacan 25  sitios de un estadio cultural asociado a pescadores recolectores, otros 2 asentamientos con características de horticultura y cerámica incipiente(nombrados protoagricultores) y por último 2 sitio del nivel de más desarrollo (agricultor ceramista). Estas características convierten al municipio Habana del Este en una zona de gran riqueza arqueológica aborigen y se localiza  un sitio con  arte rupestre de los grupos pescadores recolectores, también se ubica un recinto funerario de la misma filiación cultural con 31 enterramientos, así como otros 3 sitios con restos humanos.
En el asentamiento Punta de Macao de filiación agricultor ceramista el estudio zoológico aporta[1] 85 especies diversas, las de mayor aparición son los moluscos con 53 especímenes, luego le sigue 18 diferentes especies de peces, 7 de reptiles,  5 de mamíferos (2 actuales y 3 extinguidos) y 2 son crustáceos. En el caso de las aves no pudieron identificarse  las especies por lo fragmentado de los huesos y no disponer de huesos distintivos para arribar a criterios clasificatorios sobre las especies.
En sentido general  la comunidad  agricultora ceramista que se asentó en Punta de Macao desarrolló su ingenio y creó habilidades tecnológicas lo que les permitió un variado surtido alimentario marino y terrestre lo que les garantizó su subsistencia con un gran contenido de proteínas de alta calidad y nutrientes, de bajo contenido de grasas. Tanto la pesca como la caza fueron actividades económicas de gran arraigo, mientras que la recolección les servía de complemento y la agricultura les proporcionaba otros necesarios alimentos.
Las comunidades pescadoras recolectoras de la Habana del Este tenían en común hábitos dietarios similares, obtenían diversos sustentos marinos como peces, quelonios marinos, moluscos marinos así como crustáceos; Eran muy hábiles pescadores y nadadores,  estas posibilidades y su destreza incrementaba su alimentación. No desdeñaban los recursos terrestres, practicaban la caza de aves, mamíferos e iguanas incorporando un  alto surtido de especies al consumo de la comunidad,  también hacían acopio de frutas, huevos de aves y de reptiles lo que posibilitaba ampliar su dieta alimentaria. Entre sus preferencias zoológicas están las jutías congas ( Capromys pilorides), el maja de Santa María(Epicrates angulifer), los cobos (Strombus gigas), especies ya extintas de mamíferos como Boromys offella y torrei, cangrejo rojo(Gecarcinus ruricola), quelonios marinos y una alta variedad de peces.
En cuanto a las comunidades aborígenes de incipiente horticultura y cerámica en el municipio La Habana del Este su alimentación faunística es bastante similar a la de los grupos pescadores recolectores dependen de la pesca, la recolección y la caza, aunque sus cultivos incipientes les aportan nuevos ingredientes a su dieta.  Apreciamos mayor presencia de moluscos marinos en estos residuarios y hay abundancia de  ostión (Crassostrea rhizophorae), el comportamiento general de las preferencias faunísticas es comparable a la de los grupos pescadores recolectores.
En el municipio de Playa los 3 sitios son de filiación pescadores recolectores o sea que su alimentación dependía de los recursos marinos mediante la pesca y la recolección,  sin desestimar la caza de mamíferos. En el caso del sitio Cueva Lamas aparecen entierros humanos de 2 individuos adultos y especies ya extintas de 10  diferentes  mamíferos. Este asentamiento aborigen es clave en el municipio Playa pues tiene bastante material arqueológico aborigen, entre otros se observan  11 especies de moluscos marinos y uno terrestre, 2 crustáceos, 1 mamífero actual Capromys pilorides(jutía conga), así como un vasto ajuar de útiles de concha empleados para diversos usos.
El municipio Cerro sólo tiene el sitio Casiguaguas I a las orillas del Husillo afluente que llevaba las aguas a la Habana intramuros en siglos pasados. Este asentamiento es de grupos pescadores recolectores las actividades de subsistencia principales fueron la pesca y la recolección fluvial, así como la caza de mamíferos terrestres y reptiles, también se observa la pesca y recolección marina, pero como actividades secundarias. Las especies presentes son Capromys pilorides(jutía conga), Trichemys decusata (jicotea), Isognomun alatus y Arca occidentalis(moluscos marinos) y Gecarcinus ruricola(cangrejo rojo). Aparecen algunas evidencias de útiles de conchas. El área esta muy urbanizada con una industria de la construcción lo que imposibilitó obtener más información.
Diez de Octubre, municipio más poblado de la capital, tiene el sitio Uyanó de grupos pescadores recolectores con un exiguo material arqueológico varias piedras talladas y dos o tres útiles de concha.
En cuanto a las especies faunisticas en Uyanó se observan algunos moluscos, Isognomun alatus y Crassostrea rhizophorae(ostión). Está bastante alterada el área, lo que impide conseguir otros elementos arqueológicos.
En Boyeros se valoran 4 sitios todos pescadores recolectores, el de mayor obtención de especies faunísticas fue Solapa del Sílex, en el Cacahual, Santiago de las Vegas, es considerado el residuario aborigen más al sur de la actual provincia La Habana, colinda con el municipio Bejucal que pertenece a otra provincia vecina. Se registraron 27 especies zoológicas, de ellas 7 ya extintas de mamíferos terrestres, entre las colectadas tenemos la Boromys torrei y la Boromys offellla, la Geocapromys Columbianus y el Capromys minimus, así como un Neocnus sp (especie de desdentado). También está reportado el almiquí (Solenodon cubanus), espécimen en vías de extinción. En casi todos los estratos evaluados se aprecia el cangrejo rojo, Gecarcinus ruricola. Hay pocas evidencias de moluscos  marinos con 3 especies; sin embargo los moluscos  terrestres están presentes con 8. Respecto a reptiles se observa el maja de Santa María (Epicrates angulifer ), más abundante y la iguana(Ciclura nubila) en sólo un estrato.
Guanabacoa con 2 reportes de comunidades agricultoras ceramistas en áreas muy urbanizadas, sin evidencias de fauna.
El ultramarino municipio de Regla con 2 asentamientos,  uno protoagrícola y el otro de pescadores recolectores. El conocido como Guasabacoa 2 (protoagricultor), con moluscos marinos, jutías y peces. El de pescadores recolectores con una apreciable cantidad de moluscos marinos y de peces.
CONCLUSIONES
La Actual provincia La Habana cuenta según el Censo Arqueológico Aborigen   recién concluido con 42 asentamientos indocubanos.
35 sitios de filiación pescadores recolectores, 3 protoagricultores y 4 agricultores ceramistas.
El municipio con mayor cantidad de emplazamientos aborígenes es La Habana del Este con 29 residuarios.
Las actividades de subsistencia desarrolladas por estos grupos humanos fueron la caza, la pesca y la recolección por este orden.
Se aprecian diferentes especies de mamíferos ya extinguidos como:
Boromys offella y Boromys torrei, Geocapromys columbianus, Capromys minimus, Neocnus sp.
Un insectívoro casi extinto el almiquí (Solenodon cubanus), en la actualidad sólo se localiza en la provincia de Guantánamo, en las montañas cercanas al río Toa.
Entre los componentes de la caza apreciados en nuestros estudios se observan aves, jutías actuales (Capromys pilorides) comúnmente conocida como jutía conga, (la Capromys prehensilis), jutía carabalí.
La iguana y él maja de Santa María formaban parte de las preferencia alimenticias de estos grupos humanos.
Respecto a la pesca hicieron un gran acopio de Quelonios marinos, de peces, mariscos y de mamíferos marinos; aprovecharon  el litoral y la bahía con su amplía riqueza faunística.
La recolección también les proporcionó sustento, los crustáceos, moluscos marinos y terrestres fueron parte de su dieta fundamental.
Indudablemente que estas comunidades humanas contaron con un exuberante medio natural en el cual obtenían su alimentación zoológica, los ríos que forman un entramado, la bahía, lo tupido de la vegetación y el clima  que favoreció estas bondades, posibilitaron la permanencia indocubana en el territorio de la actual capital de Cuba y una balanceada y diversificada alimentación faunística.

BIBLIOGRAFIA
Córdova, Alfonso (2014): Ponencia presentada al 7mo Encuentro Patrimonio provincial La Habana.”La Alimentación faunística en las comunidades aborígenes de la provincia La Habana” (inédito)
Córdova, A.; Crespo, R y O. Jiménez (1997): Importancia arqueológica y zoológica del sitio Solapa del Sílex. El Caribe Arqueológico (2), 78-83 pp, Santiago de Cuba.
Jiménez, J. y otros (2013): Censo arqueológico Aborigen de Cuba. Departamento Arqueología. Instituto Cubano Antropología, CITMA.
Martínez, Aída (1986):Prospección arqueológica inicial de la costa nororiental de la Habana. Consideraciones Generales.”Reporte de Investigación del Instituto de Ciencias Sociales No 5. Academia de Ciencias de Cuba.

Ortega, Ovidio (2010): Historia prehispánica en Ciudad de la Habana. Instituto de Historia de Cuba. La Habana, Cuba.

Pino,  Milton (1978):” Consideraciones sobre los elementos dietarios del sitio Levisa,  Mayarí.” en Cuba Arqueológica I, Santiago de Cuba, Editorial Oriente.
Pino, Milton (1980): “Procedimientos cuantitativos en el estudio dietético”. En Cuba arqueológica II,  Santiago de Cuba, editorial Oriente.



[1] Martínez Gabino, Aída (1986)” Prospección arqueológica inicial de la costa nororiental de la Habana. Consideraciones Generales.”Reporte de Investigación del Instituto de Ciencias Sociales No 5. Academia de Ciencias de Cuba

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

Voltaire

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esto puede ser de su interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reciba las actualizaciones en su correo

Nuestra Realidad

Los sueldos de la vida en el sector público: Bombero $ 5,000- Para salvar vidas; Policía $ 7,000- Para arriesgar su vida; Profesor $ 8,000 - Para preparar para la vida; Médico $ 30,000 - Para mantener la vida, Y un DIPUTADO NACIONAL??????? GANA CERCA DE $ 150,000.- PESOS + $500,000.- PARA GASTOS Y SOLO PARA CAGARNOS LA VIDA!!!!!!